Más Allá de las Comunicaciones Unificadas

Por encima de los ERPs, CRMs, BIs, KMs…las comunicaciones interpersonales continúan siendo la clave para el funcionamiento óptimo de cualquier organización. Las herramientas de colaboración se ocupan – más allá de la tecnología – de las personas y sus interacciones.
El trabajo colaborativo en equipo permite a las organizaciones alcanzar mejores y más ambiciosos resultados que los obtenidos de forma individual por los integrantes del mismo equipo. Las herramientas de colaboración, integradas en los procesos y cultura de una organización, facilitan las interacciones del grupo reduciendo sus latencias, maximizando su flexibilidad, y en consecuencia enriqueciendo los resultados.

La comunicación de voz en tiempo real continúa siendo el medio más empleado, y la tecnología de ToIP proporciona los cimientos no solo para ella sino para implementar una completa colección de herramientas de colaboración. Una correcta implementación de la tecnología es clave para su éxito y para la aceptación de la misma por parte de sus usuarios.

De entre las herramientas de colaboración destaca por su relevancia el video como un canal más rico para la transmisión de ideas. Se estima que las personas recordamos con facilidad el 70% de lo que vemos y oímos, frente a solo el 20% de lo que únicamente oímos… “Una imagen vale más que mil palabras”. Es lógico que las soluciones que integran video sean las que mayor aumento de demanda estén disfrutando en la actualidad.

El modelo de consumo de estas herramientas también está evolucionando en busca de un mejor aprovechamiento del tiempo. De forma muy rápida hemos pasado de estar anclados a nuestras mesas de trabajo a querer disponer de las herramientas de trabajo en cualquier lugar. La movilidad es un requerimiento clave para la colaboración.

Por otro lado la colaboración no puede entenderse sujeta a unas fronteras delimitadas por las propias de la organización. Es imprescindible garantizar la interoperabilidad para permitir establecer comunicaciones efectivas y ricas con terceros, con independencia de las tecnologías empleadas por cada extremo.

Con estas demandas, los modelos de servicio basados en cloud y modelos híbridos están tomando una clara ventaja en la oferta de soluciones. Su capacidad de adaptación a una realidad cambiante, hace de ellos una solución idónea para una gran mayoría de organizaciones.

Desde Acuntia somos expertos en partir de las necesidades reales de nuestros clientes para seleccionar las soluciones tecnológicas que mejor se adapten en cada caso, teniendo siempre presente que la tecnología es solo una parte de la solución.